Explicación, función, uso y métodos de la tasación inmobiliaria

La tasación inmobiliaria

Una tasación inmobiliaria de un inmueble, puede varíar en función de la fecha en que se realiza, ya que las ciudades cambian a ritmos acelerados cada año. Hay nuevas calles, nuevos edificios, nuevos parques, nuevos centros comerciales y nuevos lugares de ocio para la gente. Cada uno de estos cambios afecta el valor monetario de una vivienda, algunas veces para bien y otras veces para mal.

Con todos los cambios que pasan en la ciudad, si llega el momento en que alguien quiere vender un inmueble, pero no tiene idea de cuánto vale realmente, la tasación es una gran opción para orientarse. Esto se debe a que permite, por diferentes métodos y teniendo en cuenta diferente factores, dar un precio adecuado al inmueble, aunque realmente el valor que se obtiene es un valor medio de mercado y no el valor comparativo de las viviendas vendidas, este valor lo pueden obtener únicamente los agentes inmobiliarios profesionales.

La tasación inmobiliaria es realizada por un técnico profesional que tiene presente diferentes factores que afectan el valor final del inmueble. Este técnico se encarga de examinar detenidamente el inmueble para poder proporcionarle al dueño o a un futuro comprador el valor real de dicha edificación.

tasación inmobiliaria

Métodos para realizar la tasación correcta

Hay varios métodos para realizar una tasación inmobiliaria por parte del profesional encargado de esta tarea. El primero es el método del coste, este es muy pocas veces usado y sirve más como apoyo para el tasador, este método consiste en calcular el coste de reemplazamiento o reposición del inmueble que se está tasando.

El segundo es el método de capitalización, si el inmueble produce rentas y éstas pueden ser demostradas y medidas de una manera lógica este es un método perfecto para dar con un valor correcto para el inmueble. Consiste en calcular el precio actual de inmueble por medio de la tasación de todas las rentas que genera el inmueble y a partir de diferentes fórmulas económicas. Este es uno de los métodos que más se usan en negocios grandes.

El tercero es el método de la comparación, éste es uno de los métodos más usados por los tasadores profesionales en la actualidad. Como su nombre lo indica en este método de tasación el encargado de realizar la operación comparará el inmueble con otros, en la mayoría de los casos la normativa propone que se usen como mínimo seis inmuebles testigos, estos inmuebles serán ponderaros por coeficientes para acercarlos al inmueble que se está tasando.

Con lo anterior se conseguirá un valor del metro cuadrado del inmueble que se está tasando y al multiplicar dicho valor por la cantidad de metros cuadrados que posee el inmueble y así se obtendrá un valor aproximado del mismo.

El cuarto y último método de tasación se conoce como el método residual. Este es usado cuando el inmueble no está construido sino sobre planos, al no poder usar el método de la comparación lo que se hace es calcular el valor que debería de poseer el inmueble cuando esté construido. Después de obtenido este valor se le restan los gastos que son necesarios realizar para que le inmueble llegue a ese estado.

Casos para usar la tasación y factores a tener en cuenta

Puede darse el caso en que una persona esté buscando comprar una nueva casa, para este fin una tasación inmobiliaria puede ayudarle a tomar una buena decisión de compra y también le permitiría conocer otras opciones. Una tasación no sólo es útil porque te presente un valor real del inmueble tomando en consideración diferentes características, sino porque da una visión más amplia de lo que va a comprar y pone sobre la mesa información del inmueble que sin un profesional se puede pasar por alto.

Si por el contrario eres una persona que está planeando en vender su casa para adquirir una nueva puede que una tasación inmobiliaria también te pueda ayudar, aunque la mejor opción sería contar con el asesoramiento de un profesional inmobiliario de tu ciudad. La tasación inmobiliaria se encarga de darle un valor monetario al inmueble, esto depende de varios factores importantes como lo son:

  • La ubicación que tiene el inmueble en la ciudad, depende del barrio donde se encuentre el inmueble y cómo estos se han valorizado o desvalorizado
  • La superficie del inmueble, ésta es medida en metros cuadrados y es probablemente uno de los factores que más puede llegar a afectar el valor del inmueble
  • Los servicios que se encuentran cerca del inmueble, entre estos servicios podemos encontrar los lugares de ocio, supermercados o centros comerciales, estaciones de buses o trenes, escuelas alrededor, servicios médicos y zonas verdes.
  • El estado del inmueble, si la vivienda se encuentra en un estado excelente de conservación, está claro que el valor de tasación es mayor que otra vivienda en mal estado. En este caso, muchos propietarios realizan técnicas para tener el mejor estado posible, mediante técnicas home staging.
  • La calidad de los materiales con los que está construido el inmueble, otro de los factores importante a la hora de la tasación inmobiliaria. Los materiales con los que se fabricó el inmueble o aquellos con los que se haya remodelado recientemente añaden o restan valor al precio final.
  • La situación del inmueble también juega un papel importante
  • La antigüedad, también es importante para el valor de la propiedad

 

Como conclusión podemos afirmar que una tasación inmobiliaria te puede dar una idea muy aproximada del valor de venta de una propiedad, si bien es cierto que para tener un valor preciso de venta, debemos contar con el asesoramiento de un profesional inmobiliario que disponga de datos exactos de inmuebles vendidos en la zona donde está ubicada la vivienda.

CatalàEnglishDeutschРусскийEspañol